20
Jul
07

7 trucos para sacar el máximo de tu diseñador web

Por Álvaro | 4 de Julio de 2007

En ocasiones veo chistes y pequeñas historias de clientes que le hacen la vida imposible al diseñador web. Yo recopilé algunas historias, y por la red (como con cualquier trabajo de este mundo) hay anécdotas a montones.

¿Qué pasa realmente con los clientes? En mi opinión, el concepto de diseñador web que tiene el usuario medio de internet huele más a webmaster de principios de los 90 (el puro maquetador) que al diseñador web avanzado de hoy día, interesado por los estándares y con experiencia e interés en campos como la usabilidad, experiencia de usuario o accesibilidad. El concepto de webmaster tipo de la burbuja de las .com se ha heredado hasta hoy, hasta el punto en que no todo el mundo comprende que el diseño no significa estética, ni comprende hasta qué punto poner un elemento de la página aquí o allá puede reportarle beneficios.

Para todos los que me leen y que algún día piensan ponerse el trajecito de cliente de diseño web, les interesará saber algunos puntos clave para tratar a un diseñador como a un rey y sacar el máximo partido a tu inversión, basándome en mi corta pero intensa experiencia diseñando sitios web:

1. Información: El diseñador te hará un más o menos extenso cuestionario antes de iniciar el proceso creativo, y más que probablemente también antes del presupuesto. Sean cuáles sean las preguntas, no dejes ninguna en blanco, si están ahí es porque necesita la respuesta. Se todo lo extenso que puedas y tómate tu tiempo: las ideas que te vengan una vez haya empezado el proceso creativo y los cambios tajantes que propongas no harán más que retrasar el proyecto y muy probablemente distraer al diseñador del objetivo inicial. Que no se te quede nada en el tintero antes de empezar.

2. Confianza: No contrates a un diseñador del que no te fíes. Mira antes su portafolio, infórmate de los resultados que han dado sus trabajos anteriores, habla con antiguos clientes. Comprueba que sabe hacer eso que necesitas y que es capaz de hacerlo al nivel que necesitas. Muéstrate tolerante con sus sugerencias, y ántes de ordenar un cambio de un detalle que no te gusta pregúntale antes si de verdad está correcto lo que hizo y por qué. De la misma manera que a un cirujano no le dices por dónde te tiene que cortar, confía en las decisiones y la estrategia de tu diseñador: si elegiste bien, hay 99% de probabilidades de que su decisión sea la más apropiada.

3. Motivación y buen trato: La motivación y la buena conversación con tu diseñador da muy buenos frutos, teniendo en cuenta el factor subjetivo y humano que tiene esta profesión. Una buena charla por teléfono, un gesto de respeto y confianza hacia las habilidades del diseñador, van a significar un plus muy grande en el resultado. Un buen cliente se agradece enormemente y eso se refleja en el proyecto final.

4. Accesibilidad: Muéstrate desde el principio accesible al diseñador. Que no le falten mil maneras de contactarte y que no tenga reparos en enviarte una idea o una sugerencia. Trata de responder lo más rápido posible y no alargar demasiado el proyecto entre cada una de tus decisiones. La comunicación es importantísima, y mantener un flujo rápido de sugerencias y respuestas ayudará a no perder las ganas y las fuerzas que siempre hay al principio.

5. Respeto: Valora a tu diseñador. El precio que invertirás en su trabajo no es un extra, ni una decoración, ni un añadido. Ni siquiera estás pagando por un aspecto bonito. El diseño es imprescindible para tu proyecto: marcará la diferencia en los beneficios que recibas y en el rendimiento del sitio. Una decisión no acertada en materia de diseño significará la pérdida de un porcentaje de objetivos conseguidos: llámalo ingresos, llámalo visitas o usuarios registrados. Es muy importante que, tratando con el diseñador, apartes el concepto de diseño como algo puramente estético. Si de verdad te interesa involucrarte en el proceso, lo más prudente y recomendable es que te informes un poco de antemano, no vaya a ser que le pidas una marquesina o un gif animado de fondo, o qué decir del flash :D.

6. Estudia el presupuesto: Infórmate de antemano de qué servicios incluye el presupuesto. Según tu nivel de destreza con la web, es probable que sólo quieras el diseño en Photoshop, o también maquetación, o también necesitas que te rellene las secciones con textos e imágenes, o directamente necesitas algo que se cuelgue en tu servidor y “funcione solito”. Cualquiera que sea tu caso, infórmate bien antes de llevarte sorpresas, y no tengas que encontrarte a tí mismo recurriendo al “ya que estás en ello…” para incluir servicios que no estaban en el presupuesto… es una grave falta de consideración.

7. No exijas más de lo que has pagado: Es muy importante que seas consecuente con la inversión que deseas hacer en materia de diseño, y que desde un primer momento calibres el presupuesto del que dispones y la cantidad que vas a invertir en diseño, según el nivel de resultados que desees. El abanico de diseñadores web es bien amplio, al igual que los lugares dónde buscarlos. Así que el consejo es que busques muy bien a alguien que, con la inversión que vas a hacer, consiga devolverte el resultado que necesitas. No pretendas obtener un diseño de cine con un presupuesto muy limitado, nadie te lo dará. De igual forma, y en el extremo opuesto, no toleres resultados mediocres para una buena inversión en diseño. Y no te preocupes, eso se nota rápido en los primeros bocetos.

Anuncios

0 Responses to “7 trucos para sacar el máximo de tu diseñador web”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: